martes, 16 de septiembre de 2008

EN UN LUGAR SOLITARIO








Aunque presente una trama de cine negro, el protagonista es sospechoso de un crimen,el plano nocturno con Bogart mirando a través del retrovisor en lo que podría ser una referencia a la caza de brujas,“En un lugar solitario” es una DEVASTADORA HISTORIA DE AMOR, como otras películas de N. Ray, por algo apodado el poeta del cine.

Dix Steel ( H. Bogart ) es un guionista en horas bajas. Acusado de asesinato, su vecina con la que empieza una relación,le proporciona la coartada. Dix es agresivo , rasgo que no puede controlar,le repugnan los vicios de la sociedad y la mediocridad, escéptico en extremo es incapaz de adaptarse al entorno que le rodea.

A la vez es humano, así, defiende al viejo actor acabado y alcoholizado víctima de las burlas de sus compañeros de profesión; romántico, en su próximo guión quiere incluir la reflexión : “ nací cuando ella me besó ,morí cuando me abandonó, viví unas semanas mientras ella me amó”.

A veces, cuando se tranquiliza, luce un incuestionable atractivo personal : es ingenioso y divertido.

La relación , que en un principio todo es amor y felicidad,poco a poco va deteriorándose por las dudas, recelos y el miedo.

Su capacidad de amar, irracional y desproporcionada,unido a las dosis de violencia latente del protagonista, conducen a la degeneración y fracaso de la pareja.

Bogart queria que el papel de Lauren Gray lo interpretara Lauren Bacall, pero estaba bajo contrato con la Warner y al final no se arreglaron. Ray convenció a los productores para que su mujer , Gloria Grahame, encarnase a la protagonista. En esa época Ray y Grahame estaban en proceso de separación( cuentan que Ray dormía la mayor parte de las noches en el estudio), y no es difícil pensar que la película tenga tintes autobiográficos .

Los personajes y la intensa carga emocional que arrastran convierten la película en algo más que una trama policiaca.

Mágnifico plano final ,a la vez que desolador , con Bogart en la penumbra y Gloria Grahame exclamando : "Viví unas semanas mientras me amaste. Adios Dix".


Creo que merecería la pena ser alguna vez como Dix Steel, acaso, qué es la vida sino capacidad de sentimiento.








3 comentarios:

Nino Ortea dijo...

Como bien sabes, querido Agustín, no hay lugar más solitario que un corazón ingrato, y no hay nada más devastador que verte incapaz de abandonarlo.
Ray se encontraba atrapado en esa vigilia de soledad que conlleva anidar tus sentimientos entre la Realidad y el Deseo.

Nicholas Ray, al igual que su alter ego —Dix Steel— vivía en un marasmo de excesos para adormecer su desazón. Al igual que él, malvendió su creatividad por unas monedas. Al igual que todos aquellos que lo hemos vivido, se desvivió por humillarse ante una mujer que lo despreciaba públicamente, y prefirió destruirlo a marlo.

Me alegra tu estabilidad emocional, Agustín me alegra que la vida te sonría… y me alegro de que por fin te hayas animado a contar historias.

Bienvenido al otro lado del espejo

Nino

Nacho Bayón dijo...

Bienvenido Agustin.Ten cuidado con Pedrito,ya sabes que tiene la mano y la lengua muy largas.Un saludo.

X-C dijo...

Durante el rodaje de la pelicula, Gloria se lio con el hijo de Ray.
Nicholas Ray era sensibilidad pura, y un alcoholico, Godard decía que el cine era Nicholas Ray.
Te recomiendo su primera pelicula:
The lusty man, con Robert Mitchum.
Saludos.