sábado, 3 de enero de 2009

YA ES NAVIDAD!


Llega la navidad. Monse y Faustino ultiman los preparativos para disfrutarla.

Faustino.- Tenemos un cambio para el día de navidad.

Monse.- ¿ Cual?

Faustino.- Esta mañana me llamó D. Esteban, el jefazo de Madrid. Tiene que asistir a un congreso en Oviedo el día 26. Como llega el 25 por la mañana no me quedo más remedio que invitarlo. De todas formas, uno más no se nota.

Monse.- Vamos a ser unos cuantos.

Faustino.- ¿ Como?

Monse.- Viene tu hermano Roberto y su mujer Olga.

Faustino.- ¡ Lo que me faltaba! Pero si Roberto siempre iba con la suegra.

Monse.- Acuerdate que la suegra murió en septiembre.

Faustino.- Me falla la memoria. ¡ Podría haber escogido otra fecha para morirse!

Monse.- No empieces con tus delirios.

Faustino.- Encima de haber sido una persona desagradable, elige morirse en el peor año. Además , juntar a D. Esteban con Roberto, es una bomba de relojeria. Mi hermano sindicalista siderúrgico, con sus temas de conversación preferidos que tratan sobre los males del capitalismo, el discurso anticlerical y lo injustas que son las dictaduras de derechas; y en la otra esquina D. Esteban , católico devoto, de familia falangista y ejecutivo de la banca.

Monse.- Tu hermano cuando no tiene confianza suele estar contenido.

Faustino.- Roberto está acostumbrado a decir lo que piensa, en él , el tacto brilla por su ausencia y si bebe más de la cuenta ni te comento. Tienes que inventar una disculpa para que no venga.

Monse.- Ahora no me puedo volver atrás. Y si hay que inventar algo , hazlo tú.

Faustino.- ¡ Esta vez me echan del banco!

Monse.- No lo tomes así. No tiene por qué salir nada mal.

Faustino.- Y todavía no he hablado de Olga. Porque , como siempre , pedirá que nos callemos para escuchar como imita a Rocío Jurado. ¡ Esto va a ser un polvorín!

Monse.- Tienes que hablar con Roberto para que no se pase y de Olga ya me encargo yo.

Faustino.- Al menos , hay que intentarlo.

Monse.- ¿ El menú lo mantenemos?

Faustino.- Hay que cambiarlo, no le vamos a ofrecer pavo a D. Esteban. Pondremos langosta.

Monse.- No me alcanza el presupuesto para ello.

Faustino.- Habrá que incrementarlo. Tampoco al gobierno le salen las cuentas y siempre hay dinero para todos.

Ya estamos en el entrañable almuerzo de navidad. Todos los comensales se encuentran en la mesa.

D. Esteban.- Monse , no te pudo salir mejor la langosta. ¿ Es lo habitual en este día?

Monse.- ( Indecisa) Eh…

Faustino.- ( Adelantandose) Sí , si. No solo en navidad.

Roberto.- Tino ( de este modo se dirige a Faustino), yo es la primera vez que lo pruebo en tu casa.

Faustino.- Coincidencias. Es la primera navidad que pasas aquí…

Roberto.- Tenía entendido que otros años comiaís pavo.

Faustino.- ( Con titubeos). Ah… Un año que Monse no encontró langosta.

Roberto.- De todas formas, mejor la langosta o el pavo que “les farrapes”.

D. Esteban.- ¿ Farrapes?

Roberto.- Era lo que comía nuestro padre en la posguerra, no tenía otra cosa.

D. Esteban.- ¿ Que ingredientes lleva?

Roberto.- Harina de maíz, agua y sal y leche para los menos pobres.

Faustino.- Como exageras Roberto…

Roberto.- ¿ Exagerar? Si cada vez que mi padre las podía comer cantaba de alegría. ( Haciendo la gracia) De ahí le debe venir a Lorena la pasión por la música.

D. Esteban.- ( Dirigiéndose a Lorena) ¿ Estudias música? Soy muy aficionado a la música clásica.

Lorena.- Estudio Filosofía. Por ahora la música es un hobby. Soy la cantante de un grupo de rock duro.

D. Estebam.- Ah...

Ante esta afirmación el semblante de Faustino experimenta un cambio notorio.

Faustino.- Lorena también da clases particulares de música.

Roberto.- A mí ,lo que más me gusta son las letras de las canciones, la última se titula "En busca de la almorrana perdida" ja, ja, ja...

Faustino.- ( Con sonrisa disimulada) Je. Je.. Los chicos de hoy día buscan hacer gracia de cualquier forma.

Roberto.- ( Dirigiendose a D. Esteban) Hablando de estudios , mi hijo mayor acabó Económicas en verano y comenzó a trabajar en un banco.

D. Esteban.- Tuvo suerte de encontrar trabajo tan rápido.

Roberto.- Pues él está decepcionado.

D. Esteban.- Un banco es una opción interesante y a la que no todos pueden acceder.

Roberto.- Su situación no es tan maravillosa como se pueda pensar. Con un magnífico expediente, su labor en el banco consiste en vender tarjetas de crédito por tiendas y el sueldo ,se compone de un fijo muy bajo y el resto variable según objetivos. En definitiva, que no pasa de 900 euros al mes.

Esteban.- Los comienzos siempre son difíciles, seguro que la situación, con el tiempo, cambiará para mejor. Roberto , no olvide que ahora está en un periodo de formación.

Roberto.- Está trabajando y la formación la pongo en entredicho, porque no estudió para vender.

D. Esteban.- La labor comercial es fundamental hoy en día.

Roberto.- Y encima , todos los viernes por la tarde, tiene que rendir cuentas al jefe de lo vendido...

D. Esteban.- Roberto , su hijo lo tiene bien fácil, que busque otro trabajo menos explotador, que usted , como hombre del sindicato y luchador por las igualdades , seguro que lo agradecerá.

Faustino.- ( Nervioso). Todos comenzamos así. Hay que ser pacientes.

Olga.- D. Esteban , yo lo que no entiendo, en mi ignorancia, es lo poco que te da el banco por el dinero depositado y las cantidaders disparatadas que nos cobran por pedirlo.

Faustino.- ( Más nervioso de lo habitual) Olga , es el negocio...( Intentando cambiar de tema) ¿ Tomamos un café?

Olga.- Si , porfavor. ( Entonada consecuencia del alcohol , comienza a cantar "Como una ola"). Como una ola tu amor llegó a mi vida, como una ola de fuego y de caricias, de espuma blanca, perdí el timón sin apenas darme cuenta, como una ola tu amor creció...

Faustino.- Olga puedes esperar...

Olga continúa cantando sin atender las indicaciones de Faustino.

Faustino.- ( En voz baja y dirigiendose a Monse) Mañana recuerdame que empiece a mirar las ofertas de empleo.













4 comentarios:

Nino Ortea dijo...

Hola, Agustín
Ante todo, gracias por regalarme el original de la obra.
Octava entrega de los Mendía, y mantienes el pulso:
Diálogos ágiles, voces acertadas, reflexiones sobre la realidad social... Lo de "no estudió para vender" es una respuesta magistral, y que demuestra el cariño del padre.
Bueno, Lope de Vega, las cosas marchan bien, o así parece.
No sabes cuánto me alegro.

Juncal dijo...

Hola Agustín.

MENTIR...
Parece que se ha convertido en "necesidad" hoy en día.
Imprescindible la careta y presentarte ante los demás como ellos esperan que seas.
Y si te sales de su enfoque...

Z A S
¡ Guillotina !

Asco,pero es así.

Primer saludo del año...
Juncal.

Agustín Crespo dijo...

Ninoooooollllll? Gracias por tus ánimos que me ayudan a seguir. Es triste esa realidad laboral que nos empuja a trabajos que no tienen que ver con nuestra preparación, todo en beneficio del empresario egoísta. ¿ Te imaginas plantando patatas? Creo que no se necesitan conocimientos literarios ni de inglés para la tarea. A ver si haces una crítica de "Australia". Cuídate.

Agustín Crespo dijo...

JUNCAL, somos muy dados a poner la careta : queremos aparentar que nos va bien, nos reafirmamos con buenos coches, vacaciones exóticas, una segunda vivienda,...
¡ Que tristeza!
Feliz 2009, para ti y para Nacho.