domingo, 16 de noviembre de 2008

LA MANIFESTACION ANTISISTEMA


De nuevo en casa de los Mendía. Hoy está de visita la tía Mercedes ( Merche ), hermana de Faustino. Mujer de carácter, independiente y solidaria. Aprovecha la ocasión, para acudir a una manifestación “ antisistema” en compañía de Lorena.

Lorena.- Tía, que alegría que hayas venido.

Merche.- Cogí el avión con el tiempo justo. Tuve una inspección complicada a última hora , y la documentación era interminable.

La tía es funcionaria , Inspectora de la Hacienda Pública, de ahí sus prisas y estrés.

Lorena.- ¿ Mucho trabajo?

Merche.- No falta. Hay cada vez más fraude.

Lorena.- No debe ser agradable para vosotros sancionar a la gente.

Merche.- Al defraudador hay que perseguirle, y lo hago con gusto. Llevo peor que cualquier ignorante me discuta mi trabajo , sin tener ni idea del asunto.

Lorena.- Cuando se sanciona a una sociedad, de forma que resulte difícil su continuidad, ¿ pensáis en los trabajadores?

Merche.- Los trabajadores son los perjudicados, pero una tiene que cumplir con su trabajo. En realidad , perseguimos al infractor, al que se aprovecha de los trabajadores, al capitalista sin escrúpulos.

Lorena.- Entiendo. Hoy tenemos la oportunidad de manifestarnos contra todo lo que es injusto.

Merche.- ¿ A qué hora es?

Lorena.- A las cinco, partimos del parque “Che Guevara” y acabamos en el Ayuntamiento. Tía , también vendrá Manu, un compañero de la facultad.

Merche.- ¿ Tu novio?

Lorena.- Solo es amigo, alguien a quien ves como a un hermano.

Merche.- Mejor así. Eres muy joven para atarte a un hombre, ahora tienes que disfrutar.

Lorena.- También puedes disfrutar con ellos.

Merche.- Poco, hazme caso.

Lorena.- ¿ Te arrepientes de no haberte casado?

Merche.- En absoluto. Con el tiempo aprenderás a valorar otras cosas. Sobre todo la independencia.

Lorena.- También se puede ser independiente y estar acompañada.

Merche.- Independencia y compañía , difíciles compañeros de viaje.

Lorena.- Entonces, ¿ no te acuerdas de Ramón para nada?

Merche.- Estuvimos unos años juntos, pero tuve que decidir entre mi carrera y él. Le tengo aprecio.

Lorena.- Tienes que encontrarte a veces muy sola.

Merche.- ( seria )¡ De ninguna manera! Siempre tienes algo que hacer; tu trabajo, los hobbies, siempre estoy ocupada y para nada tengo que aguantar el egoísmo masculino.

Entra Faustino , Monse y Albertín .

Faustino.- ¿ Decidisteis dónde comer?

Lorena.- Podemos ir a una pizzería.

Merche.- Me apetece más ir al “Cantábrico”, hacen un besugo a la espalda riquísimo.

Faustino.- Está un poco lejos Merche, a lo mejor llegáis tarde a la manifestación.

Merche.- Siempre poniendo problemas, hay tiempo de sobra. Voy a recoger mi bolso.( Sale de la estancia).

Faustino.- Podiais ayudar un poco . No se contenta con la pizzería, sobre todo pagando yo.

Monse.- Un día es un día.

Faustino.- Son todos los días que viene, siempre vamos a los restaurantes caros, que manía. Ya verás lo que cuesta el vino, solo se guía por el precio: cuanto más caro más le gusta. ( Gritando)¡Voy a por la tarjeta!

Monse.- Faustino ya estás poniendote insoportable.

Sobremesa en el “Cantábrico”.

Monse.- ¿ Qué reivindicáis en la manifestación?

Merche.- Medidas para combatir el cambio climático, rechazo a la energía nuclear y a las multinacionales, el imperialismo yanqui...En general, contra todo lo establecido y que nos imponen.

Albertín.- Pues yo no quiero que me quiten los juguetes y las series de dibujos animados.

Monse.- Nadie te va a quitar nada.
Merche.- En especial , me preocupa el cambio climático. Todos tenemos que concienciarnos del problema y poner de nuestra parte para contaminar menos.

Lorena.- En Madrid hay mucha polución...

Merche.- Ni te lo imaginas. A primera hora de la mañana los atascos te desesperan. Tardo cuarenta y cinco minutos en llegar al trabajo.

Faustino.- ¿ Tanto tardas en metro? Porque vives cerca de la Agencia Tributaria, apenas tres kilómetros.

Merche.- ( Con inseguridad) Voy en coche...

Albertín.- ¿ Por qué no coges el metro con lo que debe de “molar”?

Merche.- ( Incómoda) Tengo claustrofobia, en otro caso lo utilizaría.

Lorena.- Puedes cambiar de piso, irte más cerca.

Merche.- Ya tengo apalabrado un duplex y puesto a la venta el actual.

Albertín.- Tía ¿ Para qué quieres un dúplex si vives sola?

Monse.- ¡ Albertín , no seas insolente!

Merche.- Necesito un despacho amplio, y en la parte de arriba quiero montar un pequeño gimnasio. Necesito relajarme a última hora del día.

Faustino.- Hablando de horas , ¿ no es tarde?

Lorena.- Vendrá Manu ahora y nos acercará en coche.

Faustino.- Este chico es de León, ¿cómo tiene coche aquí?

Lorena.- Sus padres le compraron uno cuando vino a estudiar

Faustino.- A mí me lo compraron cuando acabé la carrera y de segunda mano.

Lorena.- Papá , estás anticuado en todo.

Albertín.- Lorena recuérdale que me traiga las películas.

Faustino.- ¿ Qué películas? No andarás pidiendo a la gente que te compre cosas.

Lorena.- No , papá. Manu le graba películas a Albertín , porque tiene el Digital Plus.

Faustino.- ¿ En la pensión?

Lorena.- Manu vive solo, pero tiene ese canal y DVD grabador.

Faustino.- ¡Así estudiará mejor!

Lorena.- Adáptate a los tiempos Papá! Por cierto Tía, la blusa que llevas es una monada.

Monse.- Es verdad, te estiliza la figura.

Merche.- Todo lo de Christian Dior queda bien.

Monse.- Aquí no tenemos tienda.

Merche.- Siempre compro en El Corte Inglés, así no me rompo la cabeza buscando.

Llega Manu, apurado.

Faustino.- Vámonos , ¡que se acerca la hora para que protestéis contra las injusticias de este mundo!
























6 comentarios:

Juncal dijo...

Hola Agustín.
Te doy la enhorabuena por este post divertidísimo,ácido,y auténtico.
Lo clavaste.Es lo que hay en mayor proporción.
Solidaridades de pico.
Hipocresía a raudales.

Dos al mes.
Eres lento pero seguro.
Pura actualidad con acertada visión....irónica.

Hasta el próximo.
Juncal.

Nacho dijo...

Poco tengo que decir después de lo dicho por la chica anterior.

Creo recordar que antiguamente estas manifestaciones solían acabar delante del MacDonals con una sentada de protesta.
Seguro que cuando llegaba la policía y los dispersaba, daban la vuelta a la manzana y entraban a comer hamburguesas para merendar y recobrar fuerzas del esfuerzo de la manifestación.
Más tarde , al salir hacian pintadas en las paredes del burguer.

Un saludo.

Nino Ortea dijo...

Estimado señor Agustín:
Ayer mis sentidos tuvieron el placer de encontrarse con su inconmensurable hermana, y, créame, tentado estuve de delatarle el carácter revanchista de su blog, más preferí sumergirme en una agradable conversación con la agradable y agraciada dama.

Espero que el tema de su disertación "La Manifestación Antisistema" no esté en absoluto vinculado con la concentración a la que tenía pensado bendecir con mi presencia. Más me fue imposible por cuestiones de agenda.
Por otro lado, no puedo evitar ver encarnados en esa tía progresista a muchas de mis amistades combatientes de los abusos del sistema desde sus sufrido combate al capitalismo desde dentro: comprando en El corte Inglés, o consumiendo en el McDonald's como comenta el caballero anterior.
Por cierto, créame cuando le digo que juraría haberle dejado un comentario con anterioridad en esta entrada.
confío en que en mi estado de ebriedad no se lo haya dejado al nenaza de El espíritu que anda.
sin más, me despido.

Jar

Agustín Crespo dijo...

Gracias Juncal por tu comentario que me da ánimos para continuar.

Agustín Crespo dijo...

Nacho , espero que le hagas ver a Pedro cómo son algunos" enrollados" de verdad, porque a mí no me cree.

Agustín Crespo dijo...

Ninooooooolllllll ? Tenemos algún amigo/a en común que tiene muchas coincidencias con la " tía". Sólo nos diferencia que a nosotros nos gusta disfrutar de los placeres capitalistas y así lo manifestamos. Sí es cierto que este capítulo está inspirado en tu manifestación, pero para nada te identifico con los asistentes habituales a estos eventos.