martes, 26 de octubre de 2010


EL PERFIL PROGRESISTA



¿ Es posible criticar un sistema y a la vez beneficiarse de él ? ¿ Cómo , disfrutando de una acomodada posición económica se puede arremeter contra el capitalismo , la economía globalizada y el neoliberalismo? Son preguntas que plantea Pablo Molina en su libro “ Como convertirse en un icono progre “ y que resultan de difícil explicación dentro del ámbito progresista.

Progresismo es un concepto que agrupa doctrinas filosóficas, éticas y políticas, identificables con la Revolución Francesa de 1789 y con movimientos sociales en Estados Unidos a principios del siglo XIX. La esencia del mismo la encontramos en el relativismo moral, intelectual y ético , todo ello condensado en lo que Weber definió como “ ética de la convicción “ . Y no puede ser de otra forma dado que en una sociedad capitalista todos aspiramos a vivir con la máxima comodidad y si es posible a disfrutar de la máxima cantidad de dinero . A estos objetivos , que solo se consiguen gracias a las ventajas del sistema de libertad individual propio del libre mercado , la izquierda no renuncia . Sin embargo el progresista nos advierte que el capitalismo es un sistema injusto , que genera pobreza y desigualdades sociales , y por supuesto , no está por la labor de implicarse en un mecanismo tan denigrante .

Como ejemplo de comportamiento progresista solo tengo que fijarme en mi vecino Xurde . Se define como un hombre solidario , altruista y comprometido y también como antisistema aunque preparó y aprobó unas oposiciones del Ministerio de Justicia . Mientras estudiaba la carrera , derecho para más señas , en otra ciudad , pese a que en la suya existe una Facultad de sobra acreditada en la materia, vivía en un piso que gozaba de la señal de Canal Plus y con la suerte de disfrutar de un coche que le había comprado papá .

Goza de una posición acomodada , puesto que a su sueldo de funcionario hay que sumar otros ingresos provenientes de unos locales alquilados que heredó de sus padres , ya fallecidos.

Compra los electrodomésticos en El Corte Inglés , pese a la posibilidad de adquirirlos a su amigo de la infancia José , que regenta un establecimiento del ramo , justo debajo de su casa y que está padeciendo las dificultades propias de la crisis.

No se pierde una manifestación contra el imperialismo y consumismo Yankee , aunque siempre utiliza vaqueros Lois y fuma tabaco norteamericano.

No alterna en cualquier establecimiento , puesto que los más baratos le parecen cutres , prefiriendo dejarse ver en otros lugares en los que se consumen marcas selectas .

Piensa que cualquier gravamen a las clases más favorecidas es insuficiente y lo considera un recurso para combatir la pobreza . Sin embargo , siempre protesta cuando tiene que pagar sus impuestos y si puede , oculta ingresos , como cuando no declaró lo cobrado por la venta de unos eucaliptos .

Clama contra la especulación , culpable de desigualdades y crisis , si bien , supo esperar el momento adecuado para comprar una casona antigua en las afueras de la ciudad para descansar fines de semana y parte del verano , a que el propietario , acuciado por las deudas , rebajara el precio .

Defiende sin tapujos la libertad sexual , pese a no acudir a la boda de su hermana lesbiana , ceremonia oficiada en el Ayuntamiento y al posterior banquete.


Propugna la igualdad de clases : todos somos iguales , detesta que se establezcan diferencias sociales . A pesar de estos pensamientos tan sanos , los fines de semana prefiere salir con Jaime y su pareja , amigo reciente e ingeniero de profesión , antes que con José , su amigo de siempre y propietario de la tienda de electrodomésticos .

No hay comentarios: